SECCIÓN | Nota de Tapa

07 de Junio 2021

¿Qué destino le deparará a la soja para 2021/22?

En Argentina se prevé una leve caída de superficie. Hay cultivos más rentables. Sin embargo, los precios siguen sostenidos y hay posibilidades de cubrirse bien para el año que viene.

Esta es la de la tapa
Esta es la de la tapa

press to zoom
Monitoreo soja
Monitoreo soja

press to zoom
Soja campo gente
Soja campo gente

press to zoom
Esta es la de la tapa
Esta es la de la tapa

press to zoom
1/3
120x600.gif

Supo ser la reina indiscutida de los campos y agronegocios argentinos. Hoy, ya otros cultivos se prueban los atavíos monárquicos. La soja, sin embargo, y a pesar de todo, sigue vigente y es un cultivo referente en los campos argentinos. En esta nota, analizamos las señales que ofrece esta campaña.

 

Según la consultora AZ Group, el área sembrada con soja en la Argentina en la campaña 2021/22 será menor a la del año pasado y la más baja de los últimos 15 años. Las siembras están avanzando normalmente, aunque con cierto temor por los pronósticos de evento La Niña que podría reducir las precipitaciones -sobre todo en el litoral argentino- en momentos clave de desarrollo del cultivo.

Según Jeremías Battistoni, analista de mercados de granos de AZ- Group, se implantarán 16,5 millones de hectáreas en la campaña 2021/22 en el país. Las primeras etapas de los cultivos de primera vienen bien, gracias a las oportunas lluvias de las últimas semanas.

 Un factor que podría generar un leve aumento del área sembrada con soja podría ser el fuerte aumento del precio de los fertilizantes, que incrementa los costos de implantación del maíz tardío, un cultivo que podría ser reemplazado por soja de segunda por quienes no compraron el fertilizante a principio de año.

Otro analista de mercados, Diego De la Puente, de Nóvitas, refirió que “se va a sembrar menos soja en Argentina porque hay otros cultivos que están muy competitivos, como el girasol en algunas zonas como el oeste bonaerense o ciertas áreas del NEA”; por otro lado, también compite bien el maíz que ha tenido buenos precios, “aunque le juega un poco en contra el incremento de costos”, sobre todo para arrancarlo. “En algunas regiones de Buenos Aires se está hablando de la mejor renta con cebada/maíz de segunda, y no de un trigo/soja de segunda”, argumentó De la Puente.

Sin embargo, ese aumento de costos, principalmente de fertilizantes, que son importantes en maíz, puede ser que ya empiece a reducir el área de maíz en Estados Unidos, eso compensaría un poco la caída de Argentina”.

Según De la Puente, los primeros reportes de EE.UU. es que aumentaría 100.000 hectáreas la superficie de soja norteamericana y caería 600.000 ha el maíz. “La relación stock/consumo seguiría baja, con lo que seguría dándole sostén al mercado de la soja”, dijo De la Puente. Y después hay que ver qué pasa con la demanda.

Catalina Ferrari, analista de AZ Group, cuantificó que EE.UU. está terminando una cosecha estimada en 120 millones de toneladas (M/t), por encima del ciclo anterior. En tanto, que para Ferrari, el stock final en ese país sería de 9,2M/t frente a 7 de la campaña anterior, es decir que se recuperaron la producción y las existencias, aunque éstas siguen siendo bajas y la relación stock/consumo sigue siendo la menor de los últimos años”.

Por el lado de la demanda, “China sigue siendo protagonista, aunque a un ritmo menor al de la campaña pasada en las compras sobre Estados Unidos”.

 

Mercado interno

Según AZ Group, el mercado doméstico de soja sigue sostenido para la mercadería disponible y para las posiciones de cosecha 2022, motorizado por el alto valor de los subproductos. “Harina y aceite conforman la mayor parte del valor de la oleaginosa hoy”, admite Catalina.

“Corresponde destacar la firmeza general del mercado internacional de aceites, sostenido por alta demanda y reducción de las producciones del aceite de colza y de palma. Mientras tanto, a fines de noviembre la industria local ofrecía alrededor de 320 para mayo de 2022, en línea con la capacidad teórica de pago”, explicaron.

“La perspectiva de corto plazo para la oleaginosa es que se mantenga firme en el mercado doméstico y los nubarrones que enfrentarían los productores podrían ser los eventuales inconvenientes climáticos y la gran producción del país vecino Brasil”, cerraron.

 

Soja protagonista

Rodolfo Rossi, miembro del Comité Ejecutivo de ACSOJA, referente del cultivo, aseguró que la soja “es alimento y es energía”, “la fuente más barata de proteína en el mundo” y “un alimento humano de alto grado para la salud que juega un destacado rol para combatir la desnutrición”.

Rossi dijo que la demanda mundial de soja sigue alta, correlacionada con lo que es el aumento en la producción de carne, que creció 100% en 20 años. La producción ictícola es la mayor con casi un tercio del total.

Analizando a toda la cadena, y apuntando a la segunda transformación y al Valor agregado sobre los subproductos, diferenció claramente que significa para las empresas Agregar Valor y Capturar Valor. En el tema de alimentos de soja indicó que hacia 2025 se proyecta que el comercio internacional sea de 56.000 millones de dólares y apuntó que el crecimiento de las corrientes veganas en la alimentación y la relación de la soja con la salud, “son una gran oportunidad. En Estados Unidos –describió- hace 10 años solo el 24% de la población consumía un alimento con soja una vez por semana, hoy es el 40%”.

El sector emplea en Argentina 396.000 personas en toda la cadena. Los 2 principales subproductos industriales son la harina, que demanda para el mercado interno 11% de los porotos y el aceite depende de cuánto se puede exportar en biodiesel. “En los 2 rubros, el país es el primer exportador mundial”.

El aumento se explica en que hubo un gran crecimiento en los bebibles en base a soja, un negocio que se proyecta que crecerá de 4% a 6% a 2025, en el mundo. En 2014 se relevaron en los supermercados argentinos 1.046 productos con ingredientes de soja.

Los alimentos en base a soja para consumo humano (que evolucionaron desde el tofu, y otros productos tradicionales a los ‘texturados’ y los ‘aislados’), se encuentra la dificultad de que hay mercados que exigen que sean con soja no transgénica y con estricta certificación. “Pero es un mercado en que Argentina tiene mucho por crecer, ya que solamente participa en 5% del mercado global”, comentó.

Rossi dijo que también es una oportunidad la mayor demanda global de productos elaborados con soja y que para la Argentina el foco debería ser Sudamérica y África.

En tanto planteó el problema de las corrientes críticas locales a alimentos a base de soja, que serían una llave para intervenir en temas de desnutrición. “Las malas maniobras propagandísticas tienen mayor permanencia en los medios que las buenas noticias”, se lamentó.

“Porque lo más importante que tenemos para ofrecer es que somos el principal país en producir soja sustentable. Y vender nuestra marca propia, nuestra producción es la más sustentable y de menor huella de carbono”, aseveró.

 

Fertilización, en el debe

En los últimos años hubo un crecimiento constante en el uso de fertilizantes. Sin embargo, fue menor en la soja. Este es el contexto que describió la gerenta ejecutiva de Fertilizar Asociación Civil, María Fernanda González Sanjuan, quien modero el panel “Fertilizar la soja, un compromiso frente a la sustentabilidad”.

Fernández San Juan detalló que el 30% de las hectáreas sembradas con la oleaginosa “no recibió ni siquiera un kilo de fertilizante”. Sin embargo, destacó que la tendencia cambió en los últimos dos años y dijo que eso es muy positivo.

Además, describió la situación de los suelos de la pampa húmeda al graficar: “En 2001 había 23,3 partes por millón de fósforo (P) y en 2018 pasamos a 16 ppm”.

En cuanto a los rendimientos, citó resultados de la red de ensayos de Fertilizar e indicó que “con la tecnología que hoy usa el productor captura solo el 5% del rendimiento, cuando podría capturar un 20% más”. Explicó: “Claramente la fertilización puede inducir a un lado virtuoso o a uno deficiente para la sustentabilidad del recurso natural y en la producción”.

integrum-311x259.gif

 

Autor.:

JUAN I. MARTÍNEZ DODDA

¡Gracias por tu mensaje!